La vibración con Sonic es, con diferencia, el método más inteligente para perforar el terreno. Las vibraciones Sonic causan la licuefacción del terreno, reduciendo severamente la fricción durante la penetración o recuperación. En terrenos no cohesivos, sólo la vibración con Sonic es suficiente para descender. En formaciones rocosas la vibración se combina simultáneamente con la rotación y en caso necesario, con un giratorio aire/agua, lo que permite el uso de tallantes y completar el rango de formaciones que se pueden atravesar.

Todas las herramientas deben hacer frente al alto nivel de energía requerido para obtener las grandes velocidades de perforación.

SonicSampDrill tiene a sus espaldas 14 años de experiencia produciendo herramientas de perforación y consumibles sísmicos. Por ello nos atrevemos a decir que nuestras herramientas y toma muestras, como el Aqualock, tienen un resultado excelente sin precedentes. Nuestra tubería de perforación y nuestros toma muestras se utilizan en situaciones diversas, desde la Siberia ártica hasta la Nigeria tropical, y han demostrado un buen funcionamiento.

¿Cuál es el secreto?

La perforación con Sonic aplica los principios de la Ley de Bingham de la fluidificación de materiales porosos, en combinación con la Ley de Inercia. La cabeza de perforación Sonic, la tubería de perforación y el varillaje, se llevan a una frecuencia de vibración de 150 Hz, dentro del umbral del oído humano. Estas ondas se transmiten a través de la maniobra de perforación hasta su final, reflejándose y causando que la tubería se alargue y se estreche y se acorte y se engorde ¡unas 150 veces por segundo! Esta intensa vibración tiene como consecuencia que una fina corona de partículas del terreno, en contacto directo con la tubería, pierda su estructura. En lugar de comportarse como una masa rígida, el terreno se comporta como un polvo fluido en la zona no saturada o seca, y como un lodo o una pasta en la zona saturada. Esta fluidificación, o licuefacción, reduce mucho la fricción entre la tubería y el terreno adyacente, permitiendo una rápida  penetración. A la hora de tomar muestras, la misma reducción del rozamiento se aplica a la pared interior del tubo de muestra. La licuefacción permite la toma de muestras muy largas de hasta 4 m de longitud. Además de la vibración vertical, la cabeza de perforación también puede rotar, para tomar y romper muestras fácilmente, así como para cortar hormigón o aglomerado asfáltico.